8.17.2009

Windy smile

Ella se expande y se contrae,
mientras las sábanas se hamacan en la soga.
Entonces se queda mirándome, aunque apenas puede abrir sus grandes ojos
y se sonríe sin vergüenza.
Yo le pregunto: ¿de qué te ríes cariño?
Y ella me contesta: ¿Viste cuándo no te podés sacar la sonrisa de la cara?